Archivo de la etiqueta: songbird

Comparamos las alternativas a Winamp

Por mail mi amigo Alpa me pasó el otro día una completa review sobre los reproductores de audio para windows, como alternativa a mítico WinAmp. Transcribo tal cual lo recibí.

Captura WinAmp Bueno, como hace poco PoZu buscó un sustituto del cargante Adobe pdf reader. Me ha dado por buscarle sustituto al Winamp (versión 5.23 que tenía), que entre lo que tarda en arrancar, y los recursos que consume me ponía nervioso.

Y a eso me puse, me bajé la última versión de Winamp y busqué alternativas. Encontré Songbird 0.4 (beta y edición para desarrolladores del grupo Mozilla), Quintessential 4.51 (QCD), Foobar2000, Sonique, iTunes y alguna otra de la que ya hablaban mal y directamente ni bajé.

Me he llevado varias sorpresas, he aquí mis comparativas. He omitido en ellas el iTunes porque considero que no puede ser que un reproductor te obligue a instalar su propio codec (QuickTime). Además, lo usé en su dia y no le llega al Winamp ni a los talones. Como no tengo un iPod pues tampoco un iTunes.

– Recursos
Comparativa de lo que “come” cada programa, en RAM, CPU y disco duro.

Con una enorme diferencia el peor en este apartado es el Songbird. Digamos que el pájaro de las canciones tiene más hambre que el zorro de fuego (Firefox) en época de celo. Digamos que se va a los 75 MB de RAM por lo mínimo.

Le sigue en este apartado el Winamp que oscila entre 20 y 7 Mb de RAM en reproducción dependiendo de si está visible o minimizado. El segundo mejor es el QCD que baila de 8 a 2 Mb. Finalmente el ganador es con diferencia Foobar2000 que va de 1,5 a 6Mb de RAM.

Por lo tanto, si la elección de un reproductor dependiera de este apartado, no habría duda. Pero veamos el resto de detalles.

– Gestión de canciones

De nuevo vamos de menos a más siendo el peor QCD ya que no tiene más gestión de archivos que abrir una carpeta (o URL o fichero) cada vez que quieras escuchar algo.

Los otros tres en este apartado están muy a la par pero los pequeños detalles hacen que decida que el tercero sea Songbird. El problema es la lentitud en el escaneo de archivos y parseo de los metadatos así como a la hora de buscar una canción concreta. Aunque en la biblioteca se ofrezca un navegador con el que bajar canciones de muestra e incluso un listado de shoutcasts, no me ha convencido en absoluto.

En segundo lugar nos quedamos con el foobar. No tiene visor de shoutcasts ni radios por Internet. Tampoco es bonito ni trae navegador. Pero, ¿para qué? Es el más práctico de los tres. Puedes organizar por artista, álbum y lo más interesante, por estructura de directorio.

Su buscador no busca mientras se escribe (hay que pulsar return) pero va de lo más rápido, y os puedo asegurar que mi base de datos no es pequeña. Además tiene una función tremendamente atractiva y es que al seleccionar una canción, un artista o un álbum aparece directamente y bien rápido la información de lo seleccionado (nombre de archivo, de la canción o canciones, género del álbum, año, duración, megas que te ocupa en el disco duro, …). Una utilidad… muy útil 🙂

Por último y para mi el más atractivo a la par que práctico es el de Winamp. Dejando a parte que trae Shoutcast, radios y televisiones online o histórico de reproducción; te separa tu “mediateca” en audio y video. A partir de ahí ves simultáneamente dos listados. Por defecto artista y álbum aunque puede configurarse a absolutamente lo que quieras. Una cosa a destacar es que te organiza las carátulas de los álbumes, en caso de que las tenga. Aunque si no las tienes no te preocupes, las puedes descargar desde Winamp con dos clicks.

Además te hace la búsqueda simultáneamente mientras escribes sin ralentizar y a una velocidad sorprendente ofreciéndote todos los datos que precises de lo que busques al instante. En este sentido es similar al Foobar.

– Calidad de Sonido

En cuanto a sonido se puede decir que la calidad dependerá más de tus altavoces y de tu tarjeta de sonido que del programa en sí ya que todos traen ecualizador con ecualizaciones pregrabadas para que elijas el que más se ajuste al tipo de música que escuchas. Todos menos el Foobar, que es su gran punto de Aquiles. Trae ecualizador pero no preselecciones.

– Funciones añadidas

En este apartado gana Winamp de largo. Ripea, cambia archivos de formato, graba cds, tiene editor de tags, te busca carátulas en Internet… y seguro que me dejo alguna.

Foobar te permite editar los datos de la canción pero de lo demás nada. Claro que seguramente no lo utilices, pero nunca está de más.

QCD es el más básico de todos, reproduce y listos. Por algo los llaman reproductores de audio, ¿no?

– Detallitos

Que el QCD te pida reiniciar tras instalar es un punto en su contra. Sobretodo cuando se te ejecuta automáticamente al terminar la instalación sin reiniciar y ves que funciona perfectamente.

De los 4, QCD es sin duda el más gráfico. El ecualizador y la lista de reproducción se despliegan en lugar de aparecer, el volumen simula la rueda de una radio antigua, sólo le falta hacer el clack al bajar al mínimo y que se apague 🙂

Que Winamp y foobar te permitan minimizar al tray sin necesidad de tener nada en la barra de tareas está muy bien, sobretodo para los que a veces nos hemos encontrado con 20 programas abiertos y no ves más que P… cuando deberías leer Paint en la barra de tareas 🙂

Los popups al cambiar de canción que hacen foobar y Winamp están bien. Mejor los de Winamp porque son más bonitos (gracias al skin Bento)

El único que está en castellano es el Winamp y el Songbird.

Que el Songbird sea de Mozilla ha resultado ser un arma de doble filo. Por un lado está bien que sea una versión para desarrolladores con su API, pero por otro se está volviendo característica Mozillera creer que la RAM es gratis y que tienes 40 bahías para expandirla.

– Conclusiones

Buscaba sustituto, pero la nueva versión de Winamp me ha dejado maravillado. Simplemente un skin (llamado Bento) distribuido con la versión completa me ha hecho quedarme con él. Sí, es un poco más lento que el Foobar. Sí, tarda más en arrancar. Pero el global entre funcionamiento, usabilidad y atracción a la vista le es ligeramente favorable. Tan ligeramente que el Foobar lo voy a mantener en el sistema.

Por lo tanto, si buscáis sustituto al Winamp, saber que os va a costar deshaceros de él, sobretodo si ya tienes la discoteca editada y ordenada (con lo que cuesta eso) pero la mejor opción que tendréis será el Foobar. No es espectacular gráficamente, pero es absolutamente práctico y útil.

Nota: Alpa no se ha comentado nada de VLC, en algún otro post explicaré las bondades de este reproductor de audio y video.